Nuestra historia…

En 1981 con una idea y un sueño nació Bodega Vidal, una tienda especializada que quería acercar y transmitir el amor de nuestra familia por el vino, por esos pequeños placeres que se degustan y nos acompañan en nuestra vida, un rincón escondido en Carabanchel donde disfrutar de nuestra pasión.

Josefina y Agustín se embarcan en esta aventura con un pequeño local, más cercano a una taberna que a una tienda gourmet, donde podías encontrar un chato, una buena conversación, el pan y el vino para la mesa de cada día y también el de los momentos especiales claro. Entre chiquillos que ayudaban en el negocio como podían, el proyecto creció. Se mudaron de local buscando mejorar lo que ofrecían y lo que les caracteriza, un buen producto y una mejor atención, y se llegó a tener una vinoteca con más de 3.000 referencias.

El tiempo avanza y después de una vida de trabajo y dedicación, el negocio familiar continua con fuerzas renovadas, Laura y Enrique se ponen a la cabeza del proyecto que avanza hacia otras metas, para superarse y adaptarse. Es el año 2020, un año lleno de cambios para el mundo y para nuestra pequeña tienda que toma carrerilla para llegar muy lejos.